La guerra de las tarifas moviles low cost

Orange recogió ayer el órdago lanzado la semana pasada por Movistar con un agresivo recorte de tarifas para frenar la fuga de clientes hacia Yoigo y los operadores de bajo coste. La firma del grupo France Télécom lanzó una tarifa que permite llamar por6céntimos minuto a todos los operadores y en todas las franjas horarias, el mismo precio que lanzó la semana pasada Movistar, aunque ambas tarifas difieren en otros aspectos y “serán mejores o peores para cada consumidor en función de su perfil de gasto”, según explican fuentes de los operadores. Los grandes entran así de lleno en la estrategia de competir por precio, que ha llevado a los virtuales y Yoigo a tener ya un 10% del mercado en apenas dos años. Este cambio de política ha llevado a las telefónicas a dejar en segundo plano su arma comercial preferida, la subvención de terminales, restringiéndola en el caso de Movistar o eliminándola en el caso de Orange para los usuarios de sus tarifas low cost. El motor del mercado en telecomunicaciones, como en alimentación o en gran consumo, es ahora el ahorro de costes. Según un estudio de la consultora Kantar World Panel los desempleados redujeron el año pasado un 13% su gasto en telefonía móvil, que en los clientes con contrato bajó hasta los 24,9 euros mensuales… pero los ocupados lo redujeron también, en un 7%, hasta los 26,6 euros. Para el 28% de los consumidores, además, el conseguir bajar el precio de las llamadas fue el primer motivo para cambiar de operador y especialmente para los parados (para el 38% de ellos). Los parados fueron además quienes más cambiaron de operador el año pasado para conseguir mejores precios y los menos proclives a quedarse en su compañía adquiriendo un nuevo terminal másmoderno: sólo el 13% de los parados cambió de operador para conseguir un nuevo terminal. La guerra de precios benefició el año pasado especialmente a Orange entre los operadores tradicionales (ganó cuatro puntos de cuota de mercado) y a Yoigo entre los nuevos operadores (ganó dos puntos). Ahora, reconocen fuentes de Orange, la compañía ha vuelto a bajar los precios ante la ofensiva de Telefónica para mantener su peso en el mercado. Fuentes del mercado explican que el giro hacia el low cost de Telefónica “rompe el mercado”: su peso comercialy demarca no es comparable al de los nuevos entrantes, y tampoco la valoración de la cobertura y la calidad del servicio que tienen los consumidores. La organización de consumidores Facua recordó ayer que “la auténtica guerra del móvil es la que libran los operadores virtuales” ya que las nuevas tarifas del 6 que ofrecen Movistar y Orange en telecomunicaciones, que copian la tarifa que ya ofrecía Yoigo, suponen “más del doble de los mejores precios por minuto del mercado”. Según Facua, las grandes compañías están bajando tarifas en determinados casos, “pero en absoluto revolucionan el mercado con ellas”, ya que el precio más bajo por minuto no está en 6 céntimos más IVA (7,08), sino en 2,4 (2,832 con IVA) que ofrece el móvil virtual Pepephone. Otras tres operadoras, además, ofrecen distintos precios por debajo de los 3 céntimos más IVA (Eroski Móvil, Másmovil y Simyo). La tarifa de Orange es de 6 céntimos el minuto, a cualquier destino nacional y a cualquier hora, y también para los SMS. La tarifa, que no tiene cuota de alta, incluye un consumo mínimo de6 euros al mes, un compromiso de permanencia de 6meses y estará disponible a partir del 13 de junio. Movistar, por su parte, ofrece 6 céntimos por minuto de lunes a viernes y las llamadas gratis el fin de semana, mientras mantiene el precio de los SMS en 15 céntimos. Su tarifa tiene una cuota mensual de 6 euros y un consumo mínimo de 9 euros al mes.c Profesor de la UPF y Socio Director de Duran-Sindreu, Abogados y Consultores de Empresa Los parados bajan el 13% su gasto en telefonía móvil y los ocupados, el 7% en el último año ]Telefónica ha alcanzado un acuerdo con Nazca Capital para comprar la empresa española especializada en alojamiento de datos Acens Technologies unos 80 millones de euros para reforzar su apuesta por el cloud computing, prestando servicios en la nube o virtuales, creando una plataforma de contenidos multidispositivo que podría estar totalmente operativa después del verano. La operadora indica que la compra de Acens incrementará de forma notable su capacidad en servicios de “hosting”, es decir de alojar servicios de computación en la nube para pymes. Acens fue adquirida por el grupo de capital riesgo Nazca Capital en 2007 y desde entonces ha evolucionado hacia la prestación de servicios de mayor valor añadido y ha invertido 15 millones de euros de los que 9 se han destinado a la mejora continua de sus centros de datos de Madrid y Barcelona. y a la compra de otras empresas del sector (Hostalia, Ferca, Veloxia y Centro de Datos). En la actualidad cuenta con 100.000 clientes empresariales a los que ofrece desde alojamiento de páginas web hasta soluciones de red privada virtual con externalización de servidores.

Leer Más

El mercado de la telefonía móvil

El mercado de la telefonía móvil en España ya ha dejado de ser un coto cerrado de tres empresas, Telefónica, Vodafone y Orange: el cuarto operador, Yoigo, y los operadores móviles virtuales (OMV) han conseguido finalmente hacerse un hueco, aunque sólo de un modesto 3,5%, en un mercado que en noviembre alcanzó los 50,6 millones de líneas. El sector, además, se encamina a una fragmentación similar a la que vive ya la telefonía fija, con el acuerdo entre el PSOE y el PNV para dar una licencia de telefonía móvil a Euskadi, que abre la puerta a que nazcan operadores de ámbito autonómico en esa comunidad y en CatalunyayGalicia, cuyos gobiernos también la han solicitado. “Se decía que era imposible, que España era un mercado demasiado maduro, pero hemos demostrado que sí cabían más operadores y que sí podían bajar los precios”, señala Johan Andsjö, consejero delegado de Yoigo, la firma controlada por TeliaSonera, ACSyFCC, que acaba de superar la cota del millón de clientes. “Siempre hay un hueco para un negocio basado en el bajo coste, la sencillez y la transparencia –señala Andsjö– y más en momentos de crisis en que los consumidores son muy sensibles a las opciones que les permiten bajar entre 10 y 20 euros la factura mensual de su línea de móvil”. La presión de los nuevos operadores ha acelerado el descenso de precios que vivía la telefonía móvil: según el índice que elabora la CMT, usar el móvil es ahora de media un 18% más barato que antes de su lanzamiento, hace dos años. Según Andsjö, además, la crisis acelerará la guerra de ofertas entre los operadores y provocará en los próximos dos años una caída del precio medio del orden del 40% o 50%. De entrada, el mercado ha ralentizado su crecimiento: en noviembre se dieron de alta 65.176 nuevas líneas, un tercio de las nuevas altas del mismo mes del 2007. Los OMV, además del modelo low cost, han tenido varios motores: la especialización en el colectivo de inmigrantes, con tarifas especiales y distribución en locutorios en el caso de Lebara; la venta en centros comerciales en los OMVde Carrefour o Eroski; o las ofertas de integración de fijo y móvil en operadores como Euskaltel, R, Ono, BT o Jazztel. La crisis, sin embargo, puede obligar a algunos de los operadores menos consolidados a echar el cierre y de entrada ya ha frenado nuevos lanzamientos. Según Josep Grau, socio director general de Doxa Consulting, los OMV en España pueden llegar a tener el 10% o 15% del mercado dentro de cinco años, lejos de la penetración que tienen en los países nórdicos “que los lanzaron cuando sus mercados no estaban tan maduros como el nuestro”. A estos operadores se sumaran, no antes del 2011, operadores autonómicos. El acuerdo alcanzado en el marco de la negociación de los presupuestos entre PSOE y PNV para dar una licencia al País Vasco –donde Euskaltel ofrece telefonía móvil como OMV– ha abierto la veda: Galicia –que ya tiene R, su propio operador de cable, que es igualmente OMV– y Catalunya han pedido también tener su propio móvil. Jordi Bosch, secretario de Telecomunicaciones de la Generalitat, recuerda que con la desaparición de la televisión analógica, cuando se lance la TDT en abril del año que viene, se liberará mucho espectro radioeléctrico que quedará disponible para nuevos operadores. “Desde el Govern siempre hemos pedido poder gestionar ese espectro y adjudicar frecuencias, como ya hacemos con las de radio y televisión. El acuerdo con elPNV ratifica la viabilidad de nuestras posiciones”. Telefónica, Vodafone y Orange denuncian que autorizar móviles autonómicos fragmentará el mercado y supondrá una complejidad técnica que encarecerá los costes. Bosch considera, en cambio, que la creciente importancia de los contenidos en telefonía móvil hace que “en Catalunya se den las condiciones para que tengamos un operador propio”

Leer Más