El marido de Lisa Bridgett ha declarado que fue herida durante el ataque en Manchester del pasado lunes, pero que por suerte estaba hablando por su iPhone 6 cuando la explosión tuvo lugar. El dispositivo consiguió evitar y detener la metralla de la explosión. La explosión ocurra el lunes en Manchester, Inglaterra, podría haber sido fatal para Lisa Bridgett, pero por suerte la mujer estaba en medio de una conversación telefónica cuando todo ocurrió. Su iPhone 6 consiguió detener la metralla que, tristemente, resultó ser fatal para un número de víctimas que asistían al concierto de Ariana Grande en el momento.

iphone 6

Sin embargo, Lisa Bridgett sí que sufrió heridas del ataque: un trozo de tuerca cortó a través de su dedo y pasó a través de su mejilla antes de quedar atascado en su nariz. Afortunadamente, su iPhone desvió la trayectoria de la pieza, evitando así una herida fatal a la cabeza.

El marido de Lisa publicó imágenes de su Smartphone en Facebook, mostrando cómo la pieza de metal logró romper el chasis de aluminio, el altavoz e incluso la pantalla del iPhone. Los componentes eran suficientemente fuertes como para desviar la tuerca de su camino original y salvarle así la vida a Lisa. El iPhone 6 está diseñado para ser ligeramente más robusto que sus predecesores, lo que le ha dado al teléfono la resistencia necesaria para salvarle la vida a su dueña.

Aun así, Lisa sufrió una herida en el muslo, un tobillo fracturado y cortes menores por la explosión. Steve Birdgett dice en Facebook que su mujer se siente afortunada de estar viva y tiene un humor positivo.

Otras 22 personas presentes en el concierto no tuvieron tanta suerte, dado que perdieron sus vidas en la explosión, y 64 quedaron heridas por la metralla adherida al dispositivo explosivo improvisado para causar más víctimas que las bombas convencionales.

Este no es el primer caso en el que un producto Apple salva la vida de su dueño. En enero, un MacBook Pro consiguió bloquear una bala perdida durante un tiroteo en Florida, salvando así la vida de su dueño. El año pasado, un Huawei P8 salvó la vida de un hombre al detener la trayectoria de una bala.

Temas: